Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Mr Review: la buena educación (musical)

Esta noche, en Niceto van a sonar algunas de las canciones que marcaron a muchos músicos y fans del ska en los noventa. Probablemente, sean también las próximas canciones favoritas de muchos que no las escucharon nunca, hasta hoy. (ESTA NOCHE, domingo 1 de abril 2018, SKA UNITY #5 con REMCO de MR REVIEW, SMOCKING CHANGO, HUGO LOBO & STREET FEELING BAND y SATELITE KINGSTON en NICETO CLUB
Mr. Review - Lock,Stock & Barrel.jpg

 

 

 

mre rev.jpgUn cassette comprado en el Parque Rivadavia, tapa fotocopiada. Y un CD ajeno, pero que tuve en casa mucho tiempo. (¿De Ale Pribluda? ¿De Hugo Lobo? Esto es una confesión… ). El primero, “Walking Down Brentford Road”. El segundo, “Lock Stock & Barrell”. Los dos de Mr Review. Los dos, discos esenciales en mi educación musical post adolescente. Cuando ya no son tantos los discos que te “marcan” para siempre.

Es curioso. Quizás… No, “quizás” no, seguro. Vamos de nuevo: es curioso, para mucha gente que escucha ska hoy en Buenos Aires (y qué bueno que haya mucha gente así), el nombre Mr Review no dice nada.

Para otros, dice muchísimo. En la época (perdón por el viejazo) que Satélite Kingston empezaba a tocar, es decir hace más de 20 años, Mr Review era una banda fundamental. Holandeses, activos desde la segunda mitad de los 80, eran muy especiales y únicos: no tocaban ska “jamaiquino”, ni mucho menos “ska jazz”. No eran simplemente “two tone”. No, Mr Review recogía el guante de esa escena ska que no es “two tone” ni “tercela ola”. Pertenecía a esa generación de grupos europeos, casi siempre “no ingleses”, es decir “Euro continentales”. Porque cuando se habla de la “Tercera Ola” (sobre todo por bandas del sello yankee Moon Records) se olvida que hubo otra “ola” de ska anterior a eso y posterior a la Two Tone, con Specials, Selecter, The Beat, Madness, etc, ubicada a fines de los 80 y principios de los 90.

Grupos que muchos conocíamos principalmente a partir de compilados y del sello Unicorn. Nombres como Skaos, The Busters, Skarface… Algunos de ellos, la verdad, no eran brillantes. Mr Review (un poco más jóvenes) sí.

Mr. Review - Lock,Stock & Barrel.jpgNos volvía locos, sobre todo, el LP “Lock Stock & Barrell”, el de tapa celeste, con su ajustadísima fórmula de “ska” con canciones pop redondísimas. Ejemplos: “One Way Ticket”, “The Girl Is Money”, “Rainy Day”, “Everyday, Another Day”…  Como unos Hotknives aún más afilados, más rude boys y con unos vientos infalibles.

No creo equivocarme si sospecho que para Hugo Lobo y Marrian Sombrero, ese disco y probablemente todo Mr Review, fue una influencia muy fuerte en ese momento. Y, por lo tanto, el efecto de esa influencia debe estar por ahí, entremezclado en las músicas que desde entonces hasta ahora produjeron tanto Dancing Mood como Sombrero Club, sus respectivas bandas (claro, en el caso de Sombrero, la influencia es más evidente).

Qué loco debe ser para ellos compartir escenario esta noche con Remco Faya Korporaal, ex integrante de Mr Review, repasando clásicos de ese cassette, de ese disco… Ya bastante increíble va a ser estar entre el público. Evidentemente, esto de ser cabeza dura, de insistir y seguir adelante con lo que querés y te apasiona, tiene su recompensa… Una dulce recompensa.

mre.jpgPero el show de esta noche no es sólo para nostálgicos. Al contrario, quizás hasta sea más importante aún para que lo disfruten aquellos que están escuchando esta música, pongamos, desde las repetidas visitas de Skatalites o de la popularidad de Dancing Mood o por cualquier otra causa posterior a aquella Era Dorada de Mr Review.

Qué gran momento para todos aquellos que no conocen canciones como “Everyday, Another Day”, o “One Way Ticket”. Esta noche se van a ir caminando por la calle Niceto Vega, sonriendo y tarareando una canción que no habían escuchado antes. Y a partir de mañana van a ser fanáticos de Mr Review.

 

Comments

  • Que buena descripción de una época. 96/97 donde todos nos dábamos una vuelta por Parque Rivadavia para ver que cosa nieva podíamos conseguir. Con un amigo también íbamos a la Bond STREET. Hay consegui los cds de Mr. Review. Tenía 16. Fui en la misma época en que empecé a ir a los recitales de SK.
    Siempre me pregunté cuando experimentamos lo mismo, 50, 100 personas? 500, 1000? A quien le podías comentar lo bueno qu eran los Mr. Review? En mi caso, a casi nadie. Y ahora cuando digo que voy a ver a un ex saxofonista de una banda holandesa de la década del 80, no pueden procesarlo. Eso es lo que tiene este género en Argentina, una militancia y una constancia que otros géneros no tienen. Después de 20 años al menos podré disfrutar en vivo de esos clásicos que marcaron mi adolescencia.

Post a comment

Optional