Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

"Sin voz" o cómo en otra vida nos podría ir mejor (sin vos)

La verdad detrás del tema 1 de "El enemigo". De la v a la z. ara1.jpg

Es con Z. “Sin voz”, no “Sin vos” (salvo en el último verso). Es decir, sin la posibilidad de hablar. No “sin ti”. Siempre se equivocan. Parece que las canciones de Satélite tienen ese rasgo común: son un poco confusas.

Sólo un poco. “Sin voz” juega ese juego. Dice una cosa sabiendo que se puede entender la otra. Afirma que a uno le podría ir mejor si no hablara y, entonces, no metiera tanto la pata. Y también sugiere, al mismo tiempo, que las cosas podrían haber sido más fáciles “sin vos”. En otra vida.

Hicimos este tema alrededor de 2006. Seguro, en un departamento, tercer piso, en el barrio de Villa Ortúzar, ciudad de Buenos Aires. Y lo tocamos por primera vez en Córdoba capital, provincia de Córdoba, República Casi Independiente de Córdoba, en el contexto de una “Bubamara”, una mítica fiesta en la que se escucha y se baila mucha música “balcánica”. La organiza desde hace años un grupo de amigos entre los que se cuenta Germán Cohen, nuestro trombonista y cantante. Satélite animó varias de esas fiestas y muchas más de esas fiestas animaron a los Satélites tantas veces.

Poco tiempo antes había entrado al grupo la increíble Araceli Julio. La habíamos visto con su grupo anterior, Smocking Flamingo, donde tocaba el saxo un músico de Satélite: Fernando Marastoni. Marastoni nos contó: FerMarastoni4.jpg“Estoy tocando en una banda donde canta una chica buenísima”.

Una noche la vimos cantar en el sótano del hotel Bauen cubierta con un sobretodo oscuro. Marastoni siempre tenía razón.

Araceli vino primero como invitada a cantar un tema para nuestro tercer disco, “Algo tiene que pasar”. El tema era “Pensándolo bien”. Pero a partir de esa experiencia se quedó con nosotros y, en algunos casos, directamente pasamos a componer “para” ella". “Sin voz” es uno de los primeros y más claros ejemplos de eso. Nadie más la puede cantar. Es una canción escrita a su medida, dentro del repertorio satelital, exclusivamente para su voz y su decir.

Quizás sea una de las canciones nuestras que más “gustan”, en algún sentido. Habría que ver. Lo cierto es que a nosotros mismos nos costó un poco. De hecho, la estrenamos en Córdoba, aquella vez, e inmediatamente la abandonamos, la dejamos de tocar por un buen tiempo. No nos convencía. Recién la recuperamos uno o dos años después para un single, nuestra única edición exclusivamente digital. Contenía tres temas y lo acreditamos a “Araceli y sus Satélites Kingston”. Atención: si bien “Sin voz” entró más tarde en nuestro disco “El enemigo”, los otros dos temas de ese single virtual (también cantados por Ara) no están en ningún CD.   

ara2.jpgLa canción tiene otra particularidad. Acostumbrados a tocar temas completamente instrumentales o canciones cantadas donde la voz siempre aparece después de una melodía de vientos muy protagónica (a la jamaiquina), en “Sin voz” hicimos lo contrario: el gesto absolutamente conceptual y consciente de que apenas suene un golpe de redoblante y ahí nomás comience la voz. De “Sin voz”. Es el primer track de “El enemigo”, así que el disco completo arranca así, sin vientos, directo a… la voz.

Grabamos este tema con un nuevo bajista, por entonces: Joan, un venezolano que andaba por Buenos Aires estudiando cocina. Aunque sabía de ska, Joan trajo un pulso más rockero a Satélite y eso se nota en esta canción. Lo registramos en un lugar bastante particular: lo de Perico, una sala de ensayo/estudio en Almagro, en el mismo edificio donde funciona hasta hoy la tanguería más rara de Buenos Aires. Pasamos muchas noches en esas oscuras instalaciones, conviviendo con el gran Perico, que siempre tenía una respuesta para todo, y con tantos colegas músicos. Y ahí Satélite inmortalizó este humilde aporte contra las faltas de ortografía y a favor de la ambigüedad letrística.

 

Esta es la letra de “Sin voz”:

Con un poco más de tiempo,

te contaría lo que nadie te contó

Te mostraría como todo empezó a cambiar

 

Pero no hay tiempo de nada,

pasaron horas de la hora de salir

y vimos cómo se iba el día sin decidir

 

Si hacer todo de nuevo y peor,

y pensar que en otra vida me podría ir mejor… sin voz

 

Con un poco más de ganas

te leería tus derechos otra vez

te haría confesarlo todo antes de correr

 

Pero no estoy tan segura,

antes sabía pero ahora lo olvidé

¿Cómo explicarte lo que ni yo puedo entender?

 

Y hacer todo de nuevo y peor

y pensar que en otra vida me podría ir mejor

sin voz.

 

Sin voz ni nada que decir

Sin voz para callar, para hablar, para resistir…

Sin vos.

 

Esta es una muy especial versión en México DF, sólo un par de Satélites + músicos locales (y decenas de mexicanos cantando!)

 

Y esto es de la misma sesión en que se grabó "Sin voz"!

 

Post a comment

Optional