Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

"Estuve en el mítico show de los Cadillacs en el Velódromo, pero yo era más del palo de Los Intocables"

cotter1.jpgEs muy difícil recorrer a fondo la carrera del bajista Andrés Cotter en una sola charla. No es el único músico de ska con más de dos décadas (y media) en la ruta, sin parar. Pero sí es un caso particular en cantidad y diversidad (y calidad) de proyectos. Después de fundar bandas pioneras como los desconocidos Defensores del Honor y los míticos Sir Coxsone, después de armar Riddim y Satélite Kingston, después de grabar y tocar en vivo con medio mundo (desde sus compañeros de colegio hasta Pipo Cipolati), ahora festeja, como si nada, DIEZ años de su capítulo más personal: SKA BEAT CITY. Buen momento para preguntarle un par de cosas que hace rato quería saber y que deberían convencer a cualquiera que aprecie la música jamaiquina que el show de esta noche (viernes 3/11) es imperdible. En serio. 

-¿Te acordás cuándo y cómo escuchaste ska por primera vez?

- Año 1986 en el Ateneo de Versailles, con un grupo de amigos, “La Banda de la Pileta”. Teníamos un grabador y cada uno llevaba sus cassettes. Entre algunos de The Cure, Police, Charly García, cuando apareció “Monkey Man”, la versión de Specials (aunque por varios años no supe que era de Toots), me volví loco. De un lado del cassette, Specials; del otro, Selecter. Lo había traído Jerry, uno de los chicos, que siempre iba a ver a Sumo, Cadillacs, Los Casanovas. Por culpa de él me metí en este quilombo. Lo demás es historia.

-¿Y el primer disco que tuviste del género?

-Fueron cassettes grabados, todos, por un buen tiempo. En ese momento había disquerías que no vendían los discos sino que te los grababan en un cassette. Haciendo memoria, creo que el primer cassette que compré fue “Bares y fondas”, de los Cadillacs. Y, de afuera, un compilado de Specials, traído por mi primo de Europa. Al toque me llegó la fiebre de los CD y LP, una vez que fueron más fáciles de conseguir.

cotter2.jpg-¿Cuál fue el primer show que viste?

-El primer recital que vi fue uno de Los Twist en un boliche de San Martín. Tenía 12 años y por no ser una banda "del género", creo que tocaban mucho ska, aunque más adelante entendí que ska era esa guitarra a "contratiempo" que me sacaba de las casillas. Del género, lo primero que vi fue Los Intocables, en la Capilla.

-¿Ibas a ver a los Cadillacs?

-Los Cadillacs estaban a fondo, los vi por MDQ, en Prix Dami, y en aquel mítico show del Velódromo, época de lanzamiento de "Yo te avisé". Pero la verdad es que yo era más del palo de Los Intocables. Ya estaba ahí la grieta del ska, ja, ja... La pilcha la copiaba de Luciano Junior (Cadillacs) y Bam Bam Giménez (Intocables), que años después me regaló sus zapatos bicolor, esos que están en el arte de los discos de Intocables y de después también de Ska Beat City.

-Tu primera banda fue Defensores del Honor. ¿Cómo se formó? ¿Hay peligro de que se vuelvan a juntar?

-¡NOOOOO! Tranquilo. Creo que soy el único que insistió con el chingui chingui. Justamente se gestó a partir de aquel grupo de amigos, la Banda de la Pileta. Decidimos armar el grupo sin tener idea de cómo se agarraba ningún instrumento. Hicimos dos shows patéticos en sendos colegios.  Recuerdo el catering: tetra, tetra, tetra. Obvio, lo pusimos nosotros. Juro que tengo un cassette grabado con el primer show.

 

-Podemos saltar los años de Satélite y Riddim y Sir Coxsone. E ir directo a Ska Beat City, porque si no serían 1000 preguntas. Entonces: después de casi 10 años en Satélite, armaste Ska Beat City:

cotter3.jpg-Sí, a fines de 2003 me fui de Satélite con la intención de empezar a manejar mis tiempos. Hacer canciones para grabar un disco. Solamente eso, sin aspiraciones de tocar en vivo. Para ese proyecto inicial llamé amigos que tocan muy bien el género, y pasando los temas en el estudio, ninguno conocía ni una referencia. Así, de una, ¡a grabar! Cero intención de armar la "banda", todos músicos comprometidos con sus proyectos. Sebolla (Cafres) Hugo Lobo (Dancing), vos y Gonzalo Santos (Satélite Kingston), Willy Rangone (Cafres, Intocables), Guille Bonetto, Pety y Deano (Riddim), etc.

-¿Cómo fue empezar de nuevo?

-Fue una experiencia maravillosa y de un gran aprendizaje para todo lo que estoy haciendo ahora. La idea era parar de tocar en vivo y descansar de los ensayos programados y rutinarios. Por eso, la necesidad de producir algo solo. Pero ante el muy buen producto surgieron las ganas de mostrarlo. Y para eso saqué del pozo a Huck, jaja, que hacía 10 años no tocaba la batería. Se copó y así empezó la historia de SBC.

-Qué loco que tu primer show fue Los Twist, en los 80, y ahora toques con Pipo en vivo… Los Twist quizás no sean todo lo reconocidos que deberían dentro del ska.

-¡Claramente! No solo los Twist incursionaron en esto. Varias bandas de los ochenta, a su manera, metieron ska en sus repertorios: Soda Stereo (de ahí su nombre, por Stereotypes); Alphonso S’Entrega… Los Twist fue la banda que más escuchó ska antes que llegue a ser conocido acá. De hecho, el disco “Cachetazo al vicio” tiene bases al estilo The Beat, que son de lo más logrado que escuché, incluso en bandas netamente de ska argentinas. Ahí había mucha influencia de Daniel Melingo y muy buena interpretación de Rolo Rossini, el batero.

Para mi, una manera de agradecer todo esto a Los Twist es haber grabado una versión de su tema "Salsa" en estilo Ska Beat City, con Pipo en la voz. Y te anticipo y doy la primicia que estamos haciendo algo con muy interesante con Melingo. Pronto tendremos novedades.

skabeatcity10.jpg

Comments

  • te comiste alta pelicula,..

  • Flores chupa culo! La tenes adentro

  • Hola! no entendí la sutileza del comentario, pero es interesante, sin duda

  • ?

Post a comment

Optional